Demodexia: ¿ Qué es la Demodexia en Perros ?


La demodexia, infección por demodex o demodicosis es una infección de la piel con los ácaros del folículo piloso. Los ácaros demodex se pueden encontrar en pequeñas cantidades en todos los perros, donde viven en los folículos pilosos, sin desencadenar un cuadro clínico y que se transmite durante la lactación.

Demodexia: ¿ Qué es la Demodexia en Perros ?

Demodexia


En algunos perros, sin embargo, hay una fuerte multiplicación y resulta en la pérdida de pelo, la formación de costras y úlceras. Algunos perros con demodexia también muestran picazón.

El término "demodexia localizada" se utiliza para la forma en que se produce la pérdida de cabello localmente limitada, como por ejemplo alrededor de los ojos. En la "demodexia generalizada", los síntomas se distribuyen por todo el cuerpo.

¿Es contagiosa la demodexia?

La demodexia no se considera una enfermedad contagiosa. Los ácaros demodex se pueden encontrar en pequeñas cantidades en casi todos los perros normales.

En perros jóvenes, es probable que ocurra demodicosis debido a un sistema inmunológico insuficientemente maduro.

La demodexia también conocida sarna demodécica o sarna roja no es contagiosa.

Cambios como el estrés (por ejemplo con la mudanza a nueva familia), las enfermedades internas y la desnutrición se asocian con la aparición de demodicosis en el perro adulto. Sin embargo, a veces no se puede encontrar una enfermedad subyacente.

¿Tratamiento de la demodexia canina?

Las formas localizadas y generalizadas se tratan de manera diferente. En la mayoría de los casos, la demodicosis o demodexia localizada conduce a la autocuración y la terapia se limita al control de infecciones secundarias. En algunos perros, la forma local puede evolucionar a una forma generalizada.

La demodexia generalizada debe tratarse intensamente. La terapia incluye tratamientos de baño con soluciones antiparasitarias y aplicaciones de champú. Alternativamente, hay soluciones o cremas.

La terapia generalmente debe continuarse durante varios meses. Al menos dos meses más allá de la curación del paciente. El cese prematuro de la terapia a menudo conduce a recaídas.

¿Cuáles son las perspectivas de un perro con demodexia?

Un perro con demodexia localizada generalmente se recuperará sin complicaciones. Una excepción es la infección de las patas, que debe tratarse como demodicosis generalizada.

La mayoría de los perros con demodicosis generalizada se curan con terapia intensiva. En algunos perros, la terapia conduce a una mejoría clínica, pero microscópicamente todavía se encuentran ácaros o hay recaídas inmediatas después del final del tratamiento. En tales pacientes, la terapia a largo plazo puede ser necesaria.

¿Se debe reproducir un perro que tuvo o tiene demodexia?

Algunos perros tienden a desarrollar demodexia generalizada. Esta tendencia se transmite a los cachorros. Por lo tanto, dichos animales deben ser retirados de la cría por razones médicas y éticas.

Hay perros que estaban enfermos con demodexia local cuando eran cachorros, pero se han recuperado completamente de ella y en los que la infección nunca ha vuelto. De tales animales, se cree que sus cachorros no tienen un mayor riesgo de desarrollar demodicosis generalizada.

Un criador de perros responsable sencillamente sacará del plantel reproductor el ejemplar con demodexia generalizada y dispondrá de él dándolo en adopción para que siga su tratamiento en una familia de acogida.